De Walvis Bay a Spitzkoppe

27 ºC

Soleado

Walvisbaai (Walvis Bay) 

Habíamos estando dándole vueltas a la posibilidad de hacer kayak en la bahía, un paseo en barco, ir a ver reptiles, … hay un montón de actividades que se pueden hacer en la zona. Pero los intereses del grupo están mas por las piedras y en lugar de pasar dos noches en Walvis Bay optamos por dedicar un día mas en la zona del Brandberg.

Antes de marchar nos hemos aprovisionado de alimentos y bebidas en uno de los muchos supermercados y hemos paseado hasta las salinas, entrando en la zona de protección de aves para ver los flamencos.

El tráfico de camiones de la explotación de sal es elevado, lo que afea el paseo pero hemos visto un montón de aves:

  • Pelícano común (Pelecanus onocrotalus)
  • Flamenco común (Phoenicopterus roseus)
  • Flamenco chico (Phoeniconaias minor)
  • Gaviota plateada surafricana o gaviota de Hartlaub (Chroicocephalus hartlaubii)
  • Cormorán de El Cabo (Phalacrocorax capensis)​​
  • Gaviota dominicana o gaviota cocinera (Larus dominicanus)
  • Garza real (Ardea cinerea)
  • Garza de cabeza negra (Ardea melanocephala)
  • Garceta común (Egretta garzetta)

Duna 7 

En lugar de ir por la carretera principal hacia Swakopmund nos hemos desviado hacia la Duna 7, una zona preparada para pícnic y deportes de aventura en las dunas. Como el camino sigue en paralelo a la carretera y la via de tren hacia el norte hemos preferido tomar este camino y disfrutar de las dunas.

El paisaje fenomenal, lástima que hacia viento y nos ha impedido hacer un vuelo con el drone y tomar vistas aéreas.   

Hacia la Welwitschia gigante

La primera parte del camino es bastante aburrido, pero en cuanto se cruza el río Swakop se hace mucho mas interesante. Para empezar donde se cruza el río hay unos impresionantes diques de dolerita  que suponen un cambio en el paisaje.

Por otro lado van apareciendo welwitschia , una planta curiosa que se encuentra en medio del paisaje árido y arenoso de la Welwitschia Plains.

Welwitschia mirabilis: se trata de una planta muy antigua, única especie viviente de la división Gnetophyta, lo que ha hecho que se la considere popularmente como un “fósil viviente”. Está formada por un corto pero grueso tronco del que salen dos únicas hojas que crecen lenta pero permanentemente en longitud. La edad y la acción del viento hace que estas hojas se partan longitudinalmente dando la apariencia de “montón de trapos” habitual. 

Es una planta dióica presentando especies femeninas y masculinas. Una serie de carteles puestos en ejemplares característicos permiten a los visitantes aprender a diferenciar los dos sexos.

Welwitschia femenina
Welwitschia masculina

La welwitschia gigante es un ejemplar casi monstruoso de 1,4 m de altura y 4 de diámetro, vallada para evitar que los visitantes con tendencias invasivas puedan causar estragos en ella.

Es un buen sitio para hacer picnic y aprovechar para fijarse en otras plantas que crecen en este árido medio.

Ruta hasta Spitzkoppe

Se nos ha pasado la entrada al Moon Landscape, lástima, lo hemos visto desde lejos, bonito a pesar de que la visibilidad no es muy buena.

Después hemos cruzado el río Swakop a la altura de Goanikontes. El sitio es espectacular y el camino que lleva a el también. Un pequeño oasis formado por el río, un paraíso en medio de la aridez que lo rodea.

Hemos salido a la ruta principal que une Swakopmund con Okajanda (B2), hemos psado cerca de la gran mina de uranio Rossing, una de las mas importantes del mundo, y que provoca que la carretera tenga un importante tráfico de vehiculos pesados.

La zona en la que estamos es muy rica en minerales.

Los habitantes del lugar recogen minerales y los venden en en tenderetes al lado de la carretera.

Vale la pena detenerse en el Uiba-Oas Crystal Market, un recinto preparado con multiples tiendas de minerales en el cruce de Usakos.

Finalmente hemos llegado a Spitzkoppe casi anocheciendo.

Al pasar por recepción nos han indicado que podemos acampar en cualquiera de los sitios habilitados que no hayan sido ocupados antes y hemos pactado una excursión para mañana para ver las pinturas rupestres y zonas protegidas con un guía.

La gente ya está acampada, pero el espacio es enorme y los sitios están muy separados unos de otros. Hemos encontrado un espacio frente a una roca granítica enorme. Desde aquí no se ve ningún otro campamento, una sensación de tranquilidad y soledad absoluta!

Datos útiles

  • 308 Km
  • 500 m
  • Total 9 h 20 min
  • Picnic en la Welwitschia gigante
  • Camping en Spitzkoppe

Enlaces de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *