Sesriem

38 ºC

Soleado

Me he despertado antes de amanecer y la gente ya está marchando hacia las dunas. Se ha formado una larga cola de vehículos en la entrada exterior esperando la abertura de la puerta a las 7:15h y levantando una gran polvareda en el momento en que les han dejado pasar.

Deadvlei 

El camino hacia el interior del parque es espectacular, cada vez mas próximos a las dunas que están iluminadas con la luz cálida de la mañana que resalta sus colores y relieves.

Dunas camino a Deadvlei

Dejamos atrás la famosa duna 45 que todo el mundo quiere subir. Es una duna en estrella muy bonita de 170 m de altura que permite una visibilidad global del mar de dunas, pero no nos apetece la caminata en arena suelta para subir a lo alto, preferimos caminar por los vlei. 

Hemos pasado por el parking donde se acaba el camino para coches convencionales y seguido adelante pensando en que con el 4×4 que conducíamos no tendríamos problemas, bueno, primer fallo de novatos … alguien dijo ….no será necesario deshinchar tanto los neumáticos, si ya los llevamos bajos para tierra …. resultado: en un punto estratégico donde ya estaban los conductores de taxis del parque apostados nos quedamos encallados! Evidentemente no fuimos los primeros ni seríamos los últimos, nos ayudaron a sacar el auto y nos contaron lo fatal que estaba el resto del camino para finalizar mostrándonos un buen sitio para dejar el coche y llevarnos a Deadvlei por un módico precio (que seguro que era superior a si lo hubieramos tomado desde el principio). Hemos quedado para que nos lleven de vuelta a las 11:00.

Vista del parking de acceso a Deadvlei

El paisaje es excepcional, las dunas rojizas, las zonas limpias de arena por el viento casi blancas, el contraste con la vegetación ocasional …. he hecho un montón de fotografías, intentando conseguir algunas en las que no hubiera ninguna de las muchas personas que andaban por la zona. La gente que sube a la gran duna, la Big Daddy, para luego descender patinando al fondo del vlei son como una romería.

La zona que se inundaba el la estación húmeda ha quedado como con un pavimento de costra mineral, y se pueden observar dos niveles. En el nivel superior hay troncos de árboles muertos que dan el paisaje característico a la zona, mientras que el nivel inferior está activo. Recibe agua en época de lluvias y la retiene en profundidad permitiendo que puedan vivir acacias adaptadas a la climatología.

Hemos llegado un poco demasiado tarde, hace un calor insoportable, por suerte llevamos agua suficiente para irnos hidratando, pero se está haciendo duro. Y andar por la arena no facilita las cosas.

Sossusvlei

Justo a las 11 nos han recogido para llevarnos de vuelta pasando por Sossusvlei, donde hemos hecho una corta parada para sacar alguna foto. El calor y el viento que se está levantando no lo facilita pero también es muy bonito.

Sobrevolado el desierto del Namib

Avioneta y hangarA las 13:30 en punto estábamos a la puerta de la agencia que organiza los vuelos en Sossusvlei Lodge y PODEMOS VOLAR! Hay otra pareja que desean hacer el mismo vuelo completando la capacidad de 5 personas de estos cesna. Que suerte, si no hubiera habido nadie mas el precio habría sido demasiado para nuestros ajustados bolsillos.

Así que hemos ido a comer un poco, un sandwich en el camping, para estar de vuelta a las 14:15. Tras rellenar todos los papeles, pagar e ir al WC (no nos dieran ganas en el avión) nos han presentado a David, el piloto que nos llevará hasta la costa sobrevolando las dunas del Namib.

Tras una corta explicación sobre el vuelo y los sistemas de seguridad del avión hemos vuelto a hacer el camino hacia Sossusvlei, esta vez por el aire, y hemos seguido hasta la costa donde se ve como las dunas llegan al agua y regreso hacia el este siguiendo una ruta algo mas al norte.
Tras una corta explicación sobre el vuelo y los sistemas de seguridad del avión hemos vuelto a hacer el camino hacia Sossusvlei, esta vez por el aire, y hemos seguido hasta la costa donde se ve como las dunas llegan al agua y regreso hacia el este siguiendo una ruta algo mas al norte. Fenomenal a pesar del muchísimo calor que hacia dentro del aparato. Os dejo unas fotos del vuelo para que juzguéis por vosotros mismos.

Después del vuelo una ducha refrescante y un poco de descanso, para volver a entrar al parque y disfrutar del paisaje un rato mas. Y este paseo nos ha reportado una sorpresa en forma de una pareja de sisones de Rüppell (Eupodotis rueppelii), un ave grande endémica de los los ambientes semidesérticos de la costa de Namibia y el sur de Angola.

Datos útiles

  • 165 Km
  • 3,5 Km
  • Total 05 h 00 min
  • Sesriem
  • Sesriem

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *