Henties Bay a Henties Bay

25 ºC

Soleado

La previsión del día de hoy se ha venido abajo tras un incidente con el auto, así que en lugar de pernoctar en Usakos hemos tenido que volver a Henties Bay.

Todo ha empezado bien, hemos desayunado tranquilamente en el interior del apartamento, ya que la humedad en el exterior es del 100%. Hemos recogido y puesto rumbo hacia el Brandberg pasando por el Messum Crater.

Cape Cross

El primer punto donde hemos parado ha sido Cape Cross, donde vamos a visitar la gran colonia de lobos marinos sudafricanos que habitan allí.

Su nombre deriva de la cruz de piedra que su descubridor Diogo Cao irigió en 1486 para marcar el punto mas meridional descubierto hasta el momento. La gran cruz fue un hito en la navegación durante el siglo XV. Durante años esta costa no era de interés y solo se reportaban los numerosos naufragios por lo que es conocida, hasta que en 1895 empezó a explotarse el guano para fertilizante agrícola.

En la actualidad es un paraje protegido donde se aloja una colonia de leones marinos sudafricanos (Arctocephalus pusillus) de hasta 100.000 ejemplares en época de reproducción.

El espectáculo es impresionante, una vez entras en la zona protegida hay un camino y una pasarela para acercarte a los lobos marinos, pero cuando hemos llegado estaba TODA la zona llena de ellos, adultos y crías, ocupando el mirador, la pasarela, la plazoleta previa e incluso dormitaban en el monumento a Pieter Stephanus Gouws, un comandante de aviación que desapareció en 1981 en un vuelo de reconocimiento de la zona.

La playa está llena de lobos marinos hasta donde se pierde la vista, toda la orilla, tanto playa como rocas y el mar, flotando en las olas o nadando, no se hasta donde, hay un momento en que los puntitos oscuros se hacen tan pequeños que no los llegas a distinguir de los matices de azul.

Avisan del fuerte olor, bueno, no me pareció tan insoportable, al principio se nota pero al rato ni te das cuenta. Nos habríamos pasado horas mirando y fotografiando los lobos marinos!

Ah! También hay cormoranes, y gaviotas dominicanas, e incluso vimos un chacal de lomo negro, pero pasan casi desapercibidos entre tanto mamífero marino.

Messum Crater

El camino es para 4×4 pero está en muy buen estado y se recorre con facilidad. Es importante mantenerse en la huella, ya que se atraviesan amplios campos de líquenes muy sensibles a la acción humana.

Hemos estado paseando un poco por los bordes del campo de líquenes viendo la variedad de ellos que hay e incluso hemos mojado unos para ver como se despliegan y reverdecen con un mínimo de humedad.

Antes de humedecer
Después de humedecer

El camino sigue cada vez más árido y pedregoso hasta llegar al borde de las paredes del cráter.

El Messum es un cráter de origen volcánico de 18 Km de diámetro que forma parte de las Goboboseb Mountains. Se considera que tiene unos 135 millones de años y está formado por un anillo de roca exterior y uno mas pequeño interior.

El borde del cráter no es continuo y por una de estas interrupciones es por donde accedemos al interior.

Habíamos leído que hay pinturas rupestres en unos aleros, la ubicación que teníamos era aproximada y no hemos sido capaces de encontrarlos. Aleros si, muy erosionados y sin restos de pinturas.

Así que hemos empezado a bajar por el borde noroeste, este trozo de camino es espectacular, está lleno de welwitschia, sobretodo siguiendo el cauce seco del río Messum. Da la sensación de que se hayan esparcido montones de trapos por el camino que son estas resistentes plantas.

Hemos seguido hasta llegar a las terrazas del río Messum (seco) donde una piedra ha dado en la ventanilla trasera del coche y la ha hecho explotar literalmente.

Así que ya nos ves sacando todos los restos de vidrio del coche y analizando que hacer. La ruta prevista nos aleja de la civilización y de la posibilidad de reparar el cristal por lo que optamos por volver a Henties Bay y preguntar allí. 

Pero para no pensar que el día ha sido poco fructífero os dejo algunas de las plantas observadas en la zona de Messum Crater.

Henties Bay

De nuevo en Henties Bay, hemos preguntado en la gasolinera donde nos pueden arreglar el cristal y nos hemos enterado que hoy es fiesta nacional y todo está cerrado.

Hemos contactado con el referente 24h de Bushlore (se ve que también está de fiesta nacional porqué nos ha costado un montón) y nos ha dicho que solo podemos cambiar el vidrio en Swakopmund y mañana. Hemos conseguido alojarnos una nueva noche en el Desert Rose (estuvimos muy bien la pasada y tiene garajes vigilados), y una pareja en la gasolinera nos ha ayudado a montar un cartón en el lugar de la ventanilla para que no quede todo expuesto.

Despues de toda la odisea nos hemos sentado a comer en el apartamento a las 16h!!!

Por la tarde hemos descansado un poco y nos hemos dedicado a buscar por Internet donde nos pueden atender mañana. Hemos localizado la Toyota y un taller exclusivo de lunas llamado Gecko Carglass que abren a las 8. 

Y como recompensa nos hemos ido a cenar pescado al Fishy Corner, muy bueno.

Datos útiles

 

  • 243 Km
  • 500 m
  • Total 03 h 30 min
  • Picnic en el apartamento
  • Desert Rose Appartments

Enlaces de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *