Historias de un perro verde

Ser un perro verde

Hace unos pocos años oí por primera vez esta expresión, y me gustó. Me resulta mas simpática y menos agresiva que la habitual de “ser bicho raro” o el anglicismo de “ser un frickie”.

De hecho la expresión es “ser mas raro que un perro verde“, pero con la palabra raro ya no suena igual. Así que en este apartado pretendo ir desgranando historias, vivencias y experiencias vividas como perro verde, que me han hecho reflexionar y crecer como persona.

Pero no pretendo hacer de este blog una autobiografía, de hecho es un género que no me resulta cómodo. Solo un conjunto de relatos, quizá cuentos, historias de quien se sabe un perro verde.

Verde que te quiero verde. 
Verde viento. Verdes ramas. 
El barco sobre la mar 
y el caballo en la montaña. 
Con la sombra en la cintura 
ella sueña en su baranda, 
verde carne, pelo verde, 
con ojos de fría plata. 
Verde que te quiero verde. 
Bajo la luna gitana, 
las cosas le están mirando 
y ella no puede mirarlas.

Romance Sonámbulo
Federico Garcia Lorca

  • HISTORIAS DE UN PERRO VERDE

  • Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

    No se admiten más comentarios